Buscar

CLASE DE MÚSICA, INDIVIDUAL O GRUPAL

Mi Clase de Música, individual o grupal? Cuál es la mejor opción? Una interrogante que surge a menudo entre los padres que piensan inscribir a sus hijos en Music LAB, sea como cursillos de verano, clases de canto, de guitarra o de teclado, es la de si dichas actividades son grupales o individuales. La pregunta nos viene más a menudo de representantes de niños menores de 8 años. Algunos de ellos ya han decidido si quieren que sus representados estén en una clase individual o un una grupal, alegando variadas razones. Los adultos que buscan clases para sí mismos prefieren que sea individual tres de cada cinco de las veces y, lo subrayan. Aparte de las ideas o hipótesis preconcebidas que tenga el estudiante o representante al momento de tomar esa decisión, lo cierto es que hay ciertas actividades dentro del estudio de la música que se desarrollan mejor junto a otros estudiantes y de manera simultánea, ya que se fomenta la participación, discusión o, en caso de la práctica de una pieza, la constatación de lo que se ha estudiado individualmente. Una clase teórica, por ejemplo, puede ser muy efectiva en modo individual, pero esta efectividad aumenta en modo proporcional al número de estudiantes por clase, sobre todo si los estudiantes participan abiertamente en la clase con sus preguntas e inquietudes. Lo mismo no pasa con las clases instrumentales, ya que si bien es cierto que ciertas lecciones pueden estandarizarse según el nivel de dificultad inicial, ciertos aspectos básicos en la ejecución son tan individuales y únicos como cada caso de aprendiz, y requieren la atención directa y enfocada del instructor en detalles precisos. La educación de la voz, por ejemplo, requiere de clases en solitario como mandato principal, pero la actividad del canto no está restringida a lo individual, por lo que a la hora del ensamble de “Backing Vocals” o de piezas corales de cualquier índole, debe mezclarse la clase del cantante individual con otras sesiones para el ensamble coral. Ahora bien, ya sea para entonación, como para rítmica, baile, primeros instrumentos y cualquier actividad que inicie a niños de edad preescolar en la música, el mejor resultado se obtiene de las actividades grupales, de manera que los niños puedan recibir de un instructor las pequeñas semillas musicales que en un futuro germinarán en cada cabecita, y experimentar de primera mano la conexión que se experimenta al tocar o cantar juntos. Esta experiencia la viven a menudo en sus colegios, pero al tener una guía entrenada para la entonación, el provecho obtenido en lo musical es mucho mayor. Por otro lado, la hora académica individual, para muchos niños menores de los siete años puede ser en general tediosa y muy larga, aunque algunos niños funcionan bien y sacan provecho de este tipo de sesiones de clase. Lo ideal es que el alumno (y sus representantes, dado el caso) exploren junto a la escuela de música y los instructores, las mejores opciones en todos los aspectos y situaciones, generales y específicas, del aprendizaje y actividades musicales. Todo, en provecho de que el alumno, sea niño, adolescente o adulto, vaya construyendo una relación integral y directa con la música. Esto se traduce en verdadero aprendizaje, más música y más cultura.

792 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo